Construcción de identidad y motricidad.

La construcción de la identidad. Un proceso complejo y lento.

El fundamento

La construcción de la identidad es un proceso complejo y lento que dura toda la vida, se construye por medio de las experiencias que tenemos con lo otros y que nos afirman en esa relación con esos otros, la identidad personal nos hace únicos diferenciándonos de los demás.

El proceso de construcción de la identidad establece el reconocimiento del propio cuerpo, la identificación de las personas más cercanas, la relación con el mundo que nos rodea, la satisfacción de nuestras necesidades y el reconocimiento de las necesidades de los otros.

El autorreconocmiento es el proceso por el cual el niño reconoce las partes de su cuerpo y se reconoce como un individuo más de su entorno. En los primeros meses este proceso se hace de la mano de un espejo, en meses posteriores se puede usar fotografías, video y grabaciones.

Otra parte de este proceso de la identidad se realiza por medio de la auto-estima, el auto-concepto y la identidad sexual que afianzaremos con otros materiales y actividades.

 

La utilidad

  • Crear y mantener una identidad “sana” a lo largo de la vida, garantiza la socialización adecuada con el entorno.
  • Comprender como somos causantes de los acontecimientos que tienen lugar en nuestro entorno.
  • Reconocer el impacto que tenemos como seres individuales.
  • Tomar conciencia de las personas que nos rodean y nuestro impacto sobre ellas.
  • Definir la pertenencia a un grupo.
Nota: / La cartera puede contener fotos de los padres, cuidadores o familia cercana.

El público

Los primeros seis años de vida, son cruciales para el fomento del auto-rreconocimiento, la auto estima, el auto-concepto y la identidad sexual. La cartera de documentos es ideal para presentarla cuando el niño ya se ha reconocido previamente en un espejo y puede identificarse en fotografías y grabaciones.

Actividades y otros posibles usos

  • Motricidad fina, entrenamiento en el control de movimiento.
  • La tarea de guardar y sacar las tarjetas de identificación ayudan a perfeccionar el movimiento fino, así como abrir y cerrar los broches del monedero para sacar el dinero (botones).
Nivel de dificultad

Los pasos para conseguirlo

  1. Busca una cartera que ya no uses que tenga broches o cremalleras.
  2. Saca fotocopias de los documentos de identidad de tu hijo (con fotografías), borrando o cambiando los datos de identificación reales.
  3. Coloca un aviso en un lugar visible en cada una de las tarjetas con la frase “material educativo”
  4. Compra o usa unos botones de colores (preferiblemente amarillo, rojo, azules o verdes) que sean grandes para evitar el atragantamiento.
  5. Plastifica las tarjetas con papel de forrar o con maquina plastificadora.
  6. Preferiblemente deja este material para trabajar en casa o en el coche, para evitar que se pierda con las fotografías de tu hijo.
  7. Muestra el material a tu hijo.
  8. Disfruta, déjalo jugar solo e intentarlo por si mismo, ten paciencia si no puede al primer intento, no le ayudes, él encontrará la forma de hacerlo.

“El instinto más grande de los niños es precisamente liberarse del adulto”

Maria Montessori

Nota: / Los niños siempre quieren jugar con nuestras carteras y nuestras llaves, esta es una oportunidad para que puedan jugar con material que les hace sentirse como nosotros e imitarnos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *